SIENTO TANTO ( Amoniaco y Lejía )

letras

 

”Siento Tanto” también rebautizada “Amoniaco y lejía”, habla de la incompatibilidad de caracteres transitoria o definitiva,y suena a disculpa,porque, de hecho, lo és.Al menos, una irónica disculpa. También, en modo alguno, está relacionada con el amor.En realidad, podría decirse que es una canción de pre-ruptura.Cuando una relación sexo-afectiva se apaga, o se satura, raras veces lo hace de manera equilibrada para ambas partes, y el hartazgo casi siempre llega primero para uno de los dos. La persona que se agobia,a estas alturas no soporta a su pareja.Le resulta inoportuna, pesada,…le sobra. Y la otra persona, que sabe y siente “que sobra” es quien protagoniza esta canción y la canta en primera persona.Hartx de discusiones y de sentirse “de más” en la relación, de sentirse inoportuno en su propia vida sentimental. Hartx de esta situación desigual…se impone una despedida! Pero con dignidad flamenka!

la versión original de ésta canción, pareció haber sido sacada del repertorio de la tuna (por la instrumentación,jejeje)Le añadí los silbidos ante mi incapacidad para perpetrar el riff que tenía en la cabeza con ningún instrumento (y mira que es fácil).A la hora de incluirla en el trabajo “Pasión Mutante” la cosa se salió del tiesto.La versión del álbum es un frenesí de ritmos latinos, incluyendo la cumbia, el tango y la rumba cubana.

SIENTO TANTO

“Como puedes ser capaz de presentarte de este modo
mientras yo descanso en paz, tú entras en guerra con todo.
Cada día me pregunto de qué humor voy a encontrarte
y me vuelvo a mi planeta que no está en ninguna parte.
Y me escondo en las palabras, hechas de puro veneno
intentando detener eso que ya no tiene freno
Como el tímido instrumento que suena mal en la orquesta
siento tanto haberme colado en la mitad de tu fiesta,

De polizón en tu barco, de infiltrado en ” tus asuntos “,
como el agua y el aceite, que no pueden estar juntos
Como el perro con el gato, como amoniaco y lejía,
los dos bajo el mismo techo, bomba de relojería.
Ya no quiero ni un minuto que robarte de tu tiempo
Siento que el mundo, a tu lado, gira cada vez más lento
Siento tanto, que no siento ni el silbido de las balas,
pero siento tus silencios cuando explotan en mi cara.
Y me pierdo entre las frases, hechas de arena de playa
que se borran con las olas antes de que el sol se vaya.
Con tu pose de sirena, con tu sonrisa de mármol,
ya no cambio mi palmera por la sombra de tu árbol.
Soy como aquél invitado que nadie quiere en su boda
Soy como una falda hortera en una revista de moda
Soy la rosa que no huele, el payaso que no alegra
Soy el torpe inoportuno que lleva collar de perra.

Soy el que cuenta los chistes que nadie se toma a broma
Mal y tarde, he descubierto que tú ya no hablas mi idioma
Te hacía dos mil preguntas que no encontraban respuesta
Me sentí como el vecino que te revienta la siesta
Y esta es una despedida de lo que pudo haber sido
ahora intento hacer por mí lo que no pude hacer contigo..
..porque ya no tengo ganas, y que no te quepa duda
ya no te quiero en mi cama, ni vestida, ni des…………”

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s